“Sírvete del don sublime de la palabra, signo exterior de tu dominio sobre la naturaleza, para salir al paso de las necesidades del prójimo y para encender en todos los corazones el fuego sagrado de la virtud” (Regla al uso de las Logias Rectificadas, Artículo VI-I)

Seleccione su idioma

Páginas

NOTA ACLARATIVA

El perfil de Facebook MASONERIA CRISTIANA, nada tiene que ver con este blog, ni con el grupo de Facebook Masonería Cristiana, que si que tiene relación.

viernes, 28 de enero de 2011

CRISIS EN LA GLNF


Unos 10.000 masones franceses quieren afiliarse a la Gran Logia de España



La masonería francesa vive horas bajas. Tanto que unos 10.000 masones de este país pueden abandonar la Gran Logia Nacional de Francia (GLNF) para ingresar en la Gran Logia de España (GLE), lo que representaría una fuga sin precedentes en esta organización. ¿El motivo? La mayor crisis de la historia de la GLNF está provocada por los devaneos políticos de su Gran Maestre, François Stifani. Hay dos temas tabús para los masones: religión y política. Cualquier miembro puede ser o ejercer en esos dos ámbitos, pero no puede hacer proselitismo.

Stifani rompió las reglas y el 19 de enero del 2009 escribió una carta al presidente francés, Nicolás Sarkozy, en la que le expresaba su apoyo a él y a varios de los miembros de su gabinete e íntimos colaboradores, como Christian Blanc (que el año pasado tuvo que dimitir por un caso de corrupción), Brice Hortefeux (actual ministro del Interior), Roger Karoutchi, Hubert Falco y Christine Boutin. “Les ayudaré todo lo que necesiten en sus proyectos, como los masones de mi obediencia lo hacen para usted. Usted es el primer presidente con el que estamos totalmente de acuerdo. Y puede contar con nuestra Orden para acometer sus futuras reformas”, decía Stifani en su misiva. El 5 de febrero, Sarkozy le respondía que su mensaje le había “tocado mucho”. Añadía que “la confianza que usted me certifica y el apoyo que me brinda, me confortan en mi firme voluntad de proseguir el movimiento de reformas iniciado para adaptar nuestro país a las nuevas urgencias y conferirle un lugar determinante en la evolución del mundo”.

La tormenta desatada por el apoyo a Sarkozy amenazó con una escisión en la GLNF, la más importante organización masónica de ese país, que cuenta con 43.000 afiliados. Un grupo de miembros de la institución intentó forzar la dimisión del Gran Maestre, pero éste se resistió a ello y se negó a convocar una asamblea general para discutir el conflicto. Es más: dimitió como presidente de la GNLF creando un vacío de poder, aunque conservó su cargo de presidente de la Asociación de la organización, que es comparable a una Fundación.





No hay comentarios:

Publicar un comentario