“Sírvete del don sublime de la palabra, signo exterior de tu dominio sobre la naturaleza, para salir al paso de las necesidades del prójimo y para encender en todos los corazones el fuego sagrado de la virtud” (Regla al uso de las Logias Rectificadas, Artículo VI-I)

Seleccione su idioma

Páginas

NOTA ACLARATIVA

El perfil de Facebook MASONERIA CRISTIANA, nada tiene que ver con este blog, ni con el grupo de Facebook Masonería Cristiana, que si que tiene relación.

jueves, 9 de abril de 2015

80º Aniversario del « Despertar » del Régimen Escocés Rectificado en Francia (1935-2015)


El año 2015 es el de un importante aniversario, el del «Despertar» del Régimen Escocés Rectificado en Francia, y la constitución, para organizar la vía iniciática y administrar su funcionamiento, del Gran Directorio de las Galias.

Se nos presenta pues la ocasión de recordar las razones de tal iniciativa de parte de Camille Savoire (1869-1951), y de comprender en qué la perspectiva de marzo de 1935 permanece idéntica en 2015, donde las mismas causas que impulsaron en la época de Camille Savoire a sacar al Régimen del sistema obediencial permanecen absolutamente vigentes.

En efecto, viendo que era imposible establecer una práctica auténtica del Régimen Escocés Rectificado en el seno de formas obedienciales, que lo sometían a un  marco de criterios administrativos, políticos e ideológicos que le son extraños, Camille Savoire, percibiendo que en razón de su esencia y de su naturaleza organizativa, este sistema masónico y caballeresco elaborado en el siglo XVIIIº por Jean-Baptiste Willermoz (1730-1824), debía, para respetar su esencia fundacional, ser vivido fuera de estructuras masónicas multi-rituales andersonianas, decide llevar a cabo en marzo de 1935, con la ayuda del Gran Priorato Independiente de Helvetia (G.P.I.H.), último conservador en esta fecha de la transmisión, el despertar completo del Régimen Escocés Rectificado en Francia, reconstituyendo los días 20 y 23 de marzo de 1935 en París el “Gran Directorio de las Galias”, que  alojaría tras el Convento de las Galias (1778) a las tres  Provincias francesas de la Orden (IIª de Auvernia, IIIª de Occitania y Vª de Borgoña). 

Constitución del « Gran Directorio de las Galias » durante la tenida de la Prefectura de Ginebra el 23 de marzo de 1935 en Neuilly-sur-Seine, París, 
in J. Baylot, Histoire du Rite Écossais Rectifié de France au XXe siècle,
Collection historique, Grande Chancellerie de l’Ordre, 1976, p. 71.

Así, el 23 de marzo de 1935, se llevaría a cabo en París la tenida histórica de la Prefectura de Ginebra presidida por Ernest Rochat, Gran Prior del G.P.I.H., que  antes se encargó de denunciar el tratado de 1911 firmado con el Gran Oriente de Francia (G.O.D.F.), e instaló la Prefectura de Neustrie otorgando una Patente oficial a Camille Savoire concediéndole, en tanto que Gran Prior del Gran Directorio de las Galias, toda  autoridad para crear en Francia establecimientos del Rito Escocés Rectificado. [1]

En su discurso histórico, Camille Savoire señaló que el G.O.D.F. se oponía a la práctica auténtica del Régimen Rectificado y que el Gran Directorio de las Galias constituiría pues, para responder a las exigencias willermozianas, una Orden autónoma e independiente, compuesta de miembros “deseosos de apartarse de las Obediencias francesas cuyas artimañas estaban en contradicción con el carácter de la Franc-Masonería”. [2]  

La Patente expedida estipulaba que: “El Gran Priorato de Helvetia, según las prerrogativas propias de su función, ha reconocido expresamente al Gran Directorio de las Galias como potencia regular, autónoma e independiente del Régimen Rectificado en Francia, con los más amplios poderes para crear en este país Prefecturas, Encomiendas, Logias de San Andrés y eventualmente cualquier Logia simbólica del Rito Rectificado bajo su Obediencia, y proclama en la persona del Muy Rev. Cab. Bienhechor de la Ciudad Santa, Doctor Camille Savoire, in ordine eques a Fortitudine, al primer Gran  Prior, Gran Maestro Nacional”. [3]     

Carta Constitutiva y  Cartas Patentes para  el despertar del Régimen Escocés Rectificado en Francia, bajo la obediencia del Gran  Directorio de las Galias
(Gran Priorato Independiente de Helvetia, 20 y 23 de marzo de 1935) 

Cuatro meses más tarde, después de la constitución del Gran Directorio de las Galias, un Tratado de alianza y amistad fue concluido con el Gran Priorato de Helvetia el 5 de julio de 1935 en Ginebra y el 25 del mismo mes en París, siendo este “por un periodo indeterminado”, reconociéndose las dos potencias masónicas como “únicas Potencias Soberanas del Régimen Escocés Rectificado en sus respectivos países, a saber: el Gran Directorio de las Galias para Francia… y el Gran Priorato Independiente de Helvetia para Suiza, admitiendo como talleres regulares del Régimen Rectificado sólo aquellos constituidos en Francia por el Gran Directorio de las Galias y en Suiza a aquellos que dependan directamente del Gran Priorato Independiente de Helvetia”. [4]  

Finalmente, al objeto de poder trabajar el Rito, el  24 de Octubre de 1935, en virtud de los acuerdos concluidos entre el Gran Directorio de las Galias y el Gran Priorato Independiente de Helvetia, retomando los términos de la Carta Patente del despertar del Régimen del 20 de marzo de 1935, y “considerando que es deseable, en interés de la Orden Masónica en general y del Régimen Escocés Rectificado en particular, mantener y reafirmar las relaciones cordiales y fraternales que unen al Gran Directorio de las Galias y al Gran Priorato Independiente de Helvetia” [5], Camille Savoire, en tanto que Gran Maestro y Gran Prior del Gran Directorio de las Galias, crea oficialmente la Gran Logia del Régimen Rectificado de Francia, siendo su Gran Maestro el H. René Wibaux (1887-1959). [6] 

Encabezado histórico de la
« Gran Logia del Régimen Rectificado de Francia » (1935),
in J. Baylot, Histoire du Rite Écossais Rectifié de France au XXe siècle, op.cit., p. 98.

La Gran Logia del Régimen Rectificado de Francia no fue, como evidentemente era de esperar, reconocida por las Obediencias masónicas francesas, y de hecho no firmó con ninguna de ellas ningún Tratado de reconocimiento. Pero su objeto era, y consistía ante todo en permitir una práctica del Régimen fiel a sus principios fundacionales, desvinculándose de estructuras administrativas profanas que, poco a poco, habían deteriorado la  Franc-Masonería rectificada de su perspectiva iniciática y espiritual.  

Así, a pesar de la dura batalla que debía llevar a cabo para lograr la vuelta a escena de la Historia del proyecto willermoziano, Camille Savoir, admirable en convicción y tenacidad, persuadido de que el sistema decretado durante el Convento de las Galias en 1778 y ratificado en 1782 en Wilhelmsbad, solo debe y puede, por su originalidad organizativa, su concepción jerárquica caballeresca y su especificidad iniciática y doctrinal, vivir fuera de estructuras masónicas que no poseen ninguna cualificación iniciática ante el Régimen Rectificado, logra establecer, a pesar de todos los obstáculos, lo más valioso de todo: la independencia absoluta de la Orden. 

Camille Savoire se mantiene fiel a su visión hasta la fecha de su desaparición en París el 5 de abril de 1951, y deja a sus sucesores proseguir con la obra emprendida.

Sería extenso reconstituir la historia de los renunciamientos sucedidos tras 80 años que han alejado, lamentablemente, poco a poco, el proyecto de 1935 de sus objetivos. Señalemos simplemente que al intitulado «Gran Directorio de las Galias» le fue conferida en 1946 una existencia legal bajo una denominación que había sido, en efecto, utilizada en alguna ocasión antes de la guerra bajo la variante “Gran Priorato Independiente de las Galias”, pero que sin embargo no figuraba en estos términos en la “Carta Constitutiva y Cartas Patentes” de marzo de 1935 expedidas por el Gran Priorato Independiente de Helvetia, instancia creada nueva que se da a conocer bajo el nombre de “Gran Priorato de las Galias”. [7]  

Es por lo que, dado que el “Gran Directorio de las Galias” fue puesto en  sueños en septiembre de 1939, y que la instancia que le sucede en 1946 no deja, en el curso de los decenios, de alejarse cada vez más de los criterios originales de la Orden, la decisión del “Despertar” fue tomada el 15 de Diciembre de 2012 en Lyon a fin de retomar fielmente los principios que fueron decretados y estipulados en 1935. Este despertar se acompaña de la transmisión de la Carta de la Gran Maestría emitida por Camille Savoire garantizando desde el punto de vista de los criterios rectificados la transmisión intuitu personæ de Gran Maestro a Gran Maestro desde Camille Savoire, transmisión efectuada entre el antiguo Gran Maestro del G.P.D.G. Marcus, i.O. Eq. Ab Insula Alba (dimisionado del G.P.D.G. el 26 de septiembre de 2009 habiendo rehusado instalar al nuevo Gran Maestro elegido, y que podía transmitir su cargo en razón de este rechazo), y Johannes-Marcus, i.O. Eq. A Crucis Mysterio, durante la ceremonia del “despertar” del Gran Directorio de las Galias el 15 de diciembre de 2012, ceremonia de transmisión que tiene valor legítimo -principio evidente conocido en el plano iniciático- puesto que la substancia de la transmisión en el seno del Régimen Rectificado no depende de una “propiedad de estructura”, sino que es establecida sobre la base de una detención personal de títulos y cualificaciones que participan de una naturaleza no institucional.   

De esta forma, creemos necesario en este año 2015, que corresponde al 80º aniversario del retorno del Régimen Rectificado en Francia, aclamar y celebrar como merece la iniciativa que tuvo lugar en marzo de 1935, al mismo tiempo que recordamos las bases sobre las cuales Camille Savoire deseó el “Despertar” de la Orden, bases que reposan sobre los criterios precisados por la “Carta Constitutiva” que presidió la fundación del Gran Directorio de las Galias, y que en substancia son los de “Practicar el Rito Escocés Rectificado en conformidad con los estatutos de la Orden tal como están en uso en Suiza, y especialmente mantener en su integridad las decisiones decretadas en los diversos Conventos de Kohlo en 1772, de Wilhemsbad en 1782 y de las Galias en 1778”. [8]  

Es pues en este “espíritu”, y por fidelidad a la conformidad de las decisiones resultantes de sus Conventos históricos, que la Orden puede, por la “Refundación” que acaba de ser operada en Lyon el 15 de diciembre de 2012, mirar de nuevo el futuro con esperanza, y celebrar dignamente el actual 80º aniversario del “Despertar” del “Fénix Renaciente”, es decir, según la expresión de Jean-Baptiste Willermoz: “El renacimiento de la Orden, volviendo a sus leyes primitivas…” (J.-B. Willermoz, 1809, ms 5922/2 BM de Lyon).

A este nuevo y esperanzador “Despertar” de la Orden Rectificada se unió también el Gran Priorato Rectificado de Hispania formalizando un Tratado de Reconocimiento y Amistad con el Directorio Nacional Rectificado de Francia - Gran Directorio de las Galias el 14 de diciembre de 2014 en Lyon durante una Tenida solemne de la Gran Logia Escocesa, reafirmando solemnemente el compromiso indefectible para el reconocimiento, la defensa y la conservación del Régimen Escocés & Rectificado en su especificidad organizativa, estructural y doctrinal, a fin de que su esencia no sea alterada por el tiempo, y declarando su voluntad de promover dicho Régimen Rectificado conservando en todo momento la fidelidad íntegra a sus Principios fundacionales promulgados en el Código Masónico de las Logias Reunidas & Rectificadas de Francia y en el Código General de los Reglamentos de los Caballeros Bienhechores de la Ciudad Santa, tal como fueron aprobados por los Diputados de los Directorios en el Convento Nacional de Lyon en 1778. 

Firma del Tratado de Reconocimiento y Amistad entre el Directorio Nacional Rectificado de Francia – Gran Directorio de las Galias y el Gran Priorato Rectificado de Hispania el 14 de diciembre de 2014 en Lyon, Francia.


Con  ocasión del 80º Aniversario del « Despertar » del Régimen Escocés Rectificado, ha sido re-editado, acompañado de un Prefacio de presentación escrito por Jean-Marc Vivenza, la obra publicada por Camille Savoire en 1935:



Notas:

1 Asistieron a esta tenida Savoire, Gran Prior / G.M. Nacional; Machon, Gran Canciller; Wibaux, Wachmar, Devaux, Corbin, Charrière y Édouard de Ribaucourt.

2. C. Savoire, Pourquoi avons-nous réveillé le Rite Rectifié en France? (¿Por qué hemos despertado el Rito Rectificado en Francia?), in C. Savoire, Regards sur les Temples de la Franc-maçonnerie, 1935, re-edición La Pierre Philosophale, 2015. Savoire dice: “He aquí cómo hemos despertado regularmente en Francia el Rito Rectificado: este despertar se ha hecho de acuerdo y con la colaboración de la única potencia que detenta la autoridad suprema sobre el Rito en el mundo y de conformidad con las decisiones de los diversos Conventos de 1778, 1782, 1808 y 1811, y ejecutando la decisión tomada en 1828 por el Directorio de la 5ª Provincia de Neustrie delegando a la última de sus Prefecturas, dicha de Zurich, sus archivos, prerrogativas, derechos, etc., con la misión de conservarlos hasta el día en que el despertar del Rectificado pudiese efectuarse en Francia y permitiera recuperarlos”.

3. Cf. G.P.I.H., Carta-Patente constitutiva del Gran Directorio de las Galias, 23 de marzo de 1935.

4. Cf. Tratado de Alianza y de Amistad entre el Gran Directorio de las Galias y el Gran Priorato de Helvetia, 25 de Julio de 1935.

5. En  su punto 2, el Tratado insistía sobre el hecho de que debía ser observada una completa lealtad a los grados, formas, ceremonias, tradiciones y rituales del Régimen: “Los Altos Grados del Régimen Escocés Rectificado consisten en la Logia de San Andrés y la Orden Interior (Escuderos Novicios y Caballeros Bienhechores de la Ciudad Santa). Las dos potencias contratantes están de acuerdo en conservar las formas, ceremonias, tradiciones, leyendas e instrucciones de los diferentes grados del Rito” (Tratado de Alianza y de Amistad entre el Gran Directorio de las Galias y el Gran Priorato de Helvetia, 25 de Julio de 1935). 

6. Esta Gran Logia estaba constituida en primer lugar por cuatro Logias simbólicas: La Morinie, en Touquet; Les Philadelphes, en Lille; Les Templiers, en Paris, y Les Amis Bienfaisants, en Rouen. Más tarde se constituyeron otros cuatro talleres: Justice et Fraternité, en Calais; La Tradition Écossaise, en Bordeaux; Côte d’Azur, en Nice y Tradition, en Paris.

7. Este nombre registrado legalmente en 1946, evidentemente no existe en la matrícula del Convento de las Galias de 1778, puesto que la expresión “Galias” designa a Francia bajo su denominación romana antigua (lat. Gallia), englobando a las tres Provincias de la Orden (IIª Auvernia, IIIª Occitania, Vª Borgoña), pero no está unido a ningún Gran Priorato llevando el nombre “de las Galias” (sic), que en vano podrá buscarse en la matrícula de las tres Provincias francesas, decretada en el Convento nacional tenido en Lyon en 1778 – establecida durante la 2ª sesión del Convento de las Galias el 27 de noviembre de 1778 (Cf. MS 5.482, BM de Lyon). Es pues esta instancia de nueva  creación, al menos en el  plano terminológico in abstracto en 1946, la que por una “Convención” fechada el 13 de junio de 1958 fue integrada en la Gran Logia Nacional Francesa (G.L.N.F.) hasta junio de 2000.

8. Cf. G.P.I.H., Carta Patente constitutiva Cartas Patentes, 23 de marzo de 1935. 

sábado, 4 de abril de 2015

Camille Savoire y los “últimos vestigios de iniciación occidental”


A propósito de las “Observaciones sobre los Templos de la Franc-Masonería” y del  80º aniversario del Despertar de 1935

Publicado en el blog La Leçon de Lyon el 23/03/2015

Inaugurando la “Colección Archivos & documentos masónicos”, la reedición, para nuestros amigos de La Pierre Philosophale, de las Observaciones sobre los Templos de la Franc-Masonería de Camille Savoire (1869-1951), es todo un acontecimiento. En primer lugar, porque celebra -¡con el mejor testigo de devota fidelidad!- el 80º aniversario del despertar del Régimen Escocés Rectificado [en Francia] (1935-2015), abriendo el acceso a aquel por el cual se cree que se puede satisfacer, en estos últimos años, bajo una conveniencia distante y convenida, el único legado incomprendido, o aceptablemente retomado. Aún descubrimos en él un pensamiento espiritual refinado, exigente y honesto, en medio de un racionalismo dominante, para un médico en principio agnóstico, Gran Comendador del Gran Colegio de Ritos del Gran Oriente de Francia (1923-1935), sensibilizado por su carrera al espíritu de la Gnosis cristiana - llegando a profesar, en el corazón de sus propias enseñanzas, “un cristianismo que, declarándose esotérico, no esconde sin embargo su fe en “Cristo-Rey[1]-, por el cual se  impone la evidencia de que “el Rectificado, en el fondo, tanto en razón de su esencia como por su naturaleza organizativa, debe ser practicado fuera de las Obediencias en tanto que sistema autónomo[2], siendo el origen de la constitución de un “Gran Directorio de las Galias” dedicado a este proyecto desde la sesión de la Prefectura de Ginebra del 23 de marzo de 1935.    

Pero ante todo, esta reedición mejorada con un importante prefacio de Jean-Marc Vivenza, cuyo contenido histórico sobre diversos temas convendrá ser bien aprovechado en los próximos meses.  

Que la celebración de este día nos permita, en primer lugar, resaltar la actualidad de la iniciativa de 1935, bajo el mismo impulso proclamatorio señalado en esta ocasión por el hecho de la actual refundación del Gran Directorio de las Galias, bajo los auspicios del Directorio Nacional Rectificado de Francia:   

Así, a pesar de la dura batalla que debía llevar a cabo para lograr la vuelta a escena de la Historia del proyecto willermoziano, Camille Savoir, admirable en convicción y tenacidad, persuadido de que el sistema decretado durante el Convento de las Galias en 1778 y ratificado en 1782 en Wilhelmsbad, solo debe y puede, por su originalidad organizativa, su concepción jerárquica caballeresca y su especificidad iniciática y doctrinal, vivir fuera de estructuras masónicas que no poseen ninguna cualificación iniciática ante el Régimen Rectificado, logra establecer, a pesar de todos los obstáculos, lo más valioso de todo: la independencia absoluta de la Orden. [3]  

Reedición de la obra de Camille Savoire, prefaciada por Jean-Marc Vivenza, 
autor de la Historia oficial del Gran Priorato de las Galias en septiembre de 2011.
En efecto, las « renuncias sucesivas » que, tras 80 años, han desviado el proyecto de 1935 de sus objetivos, son notables, muy especialmente por parte del segundo Gran Priorato dicho “de las Galias” tras la guerra, absorbido por la masonería andersoniana de tradición anglosajona en 1958, para terminar, por un juego de sucesivas transformaciones, a partir del decenio de 1990, por operar una metamorfosis total en una Obediencia pluri-ritual donde las grandes orientaciones debían ser fijadas por un « Aumônerie » (sic) de naturaleza eclesial y extremadamente dogmático, encargado de “la enseñanza de los principios religiosos y espirituales de las Órdenes, en particular de la religión y de la iniciación cristianas”. [4]       

Este renunciamiento es sin duda el más visible. Dará lugar, bajo los criterios recogidos por la “Carta constitutiva” de 1935, al despertar del 15 de diciembre de 2012 en Lyon, a partir de cuyo momento se retoman los temas históricos que sobrepasan con creces las iniciativas de rupturas obedienciales intentadas hasta la fecha -este es, sin duda, uno de los grandes desarrollos para este estudio-: es la presentación completa del precioso depósito en cuestión, ya que este despertar se acompaña de la transmisión de la Carta de la Gran Maestría emitida por Camille Savoire (…). Señalamos que este “despertar”, pues desde el punto de vista de la Historia masónica en la medida en que el “Gran Directorio de las Galias” fue puesto en sueños en 1939 -esta designación fue abandonada-, fue fundado desde el punto de vista de los criterios rectificados, sobre la transmisión intuitu personæ de Gran Maestro a Gran Maestro desde Camille Savoire, transmisión efectuada entre el antiguo Gran Maestro del G.P.D.G. Marcus, i.O. Eq. Ab Insula Alba (dimisionado del G.P.D.G. el 26 de septiembre de 2009 habiendo rehusado instalar al nuevo Gran Maestro elegido, y que podía transmitir su cargo en razón de este rechazo), y Johannes-Marcus, i.O. Eq. A Crucis Mysterio, durante la ceremonia del “despertar” del Gran Directorio de las Galias el 15 de diciembre de 2012, ceremonia de transmisión que tiene valor legítimo -principio evidente conocido en el plano iniciático- puesto que la substancia de la transmisión en el seno del Régimen Rectificado no depende de una “propiedad de estructura”, sino que es establecida sobre la base de una detención personal de títulos y cualificaciones que participan de una naturaleza no institucional. [5]   

También queremos dejar claro que, a la luz de la revelación que se hace aquí: aunque más periféricas quizás, pero probablemente más peligroso y problemático aún, nos parecen las iniciativas fraudulentas que, tras la última guerra, se atribuían la práctica integral, hasta las clases “no ostensibles”, de un Rectificado sin filiación real, de lo que conviene enfatizar fuertemente su carácter ilusorio, siendo sólo un simple título de la verdad histórica, pero heredado, para su mayor decepción, de una larga sensibilidad inter-obediencial.   

Georges Bogé de Lagrèze (1882-1946) y Robert Ambelain (1907-1997)
La cuestión del papel de Georges Bogé de Lagrèze (1882-1946) es abordada, y particularmente “su pretendido estado de “Gran Profeso”, del que sabemos que no figura en el Registro de Ginebra, Gran Profesión imaginaria que a continuación transmitió a Robert Ambelain (1907-1997), quien propagó esta “Profesión” dudosa desprovista de valor haciéndola prosperar en los medios iniciáticos”. En lo que concierne a la emblemática figura de este último, hay que recordar que “Robert Ambelain, en nombre de la pretendida Gran Profesión de Lagrèze, escribió, reprodujo, o incluso enriqueció un Ritual transformando la recepción de Profeso y Gran Profeso en una suerte de “ordenación”, lo cual no tiene en absoluto ninguna relación con la admisión en el seno de la Clase Secreta basada sobre un Ritual que participa de un despojo extremo consistente ante todo en la lectura de las Instrucciones secretas, tal como fue establecido y codificado por Jean-Baptiste Willermoz (Cf. B.M. Lyon, Ms. 5.475 & Ms. 5.916)”. [6]

“¿Qué quieren constituir los artesanos del despertar del Rectificado?”, se preguntaba Camille Savoire, invitando tanto a la pureza de intenciones como al cumplimiento de sus únicos deberes. “Observaciones sobre los Templos de la Franc-Masonería es una obra de actualidad iniciática”, nos indica él. También es importante acercarse a esta obra en tanto que nos inspira en relación al deseo de apartarnos de los principales escollos que  prácticamente la han conducido a su ruina.

Leer sobre el tema:



Notas:

[1] Camille Savoire, Regards sur les Temples de la Franc-maçonnerie, presentado por J-M.Vivenza, éditions La Pierre Philosophale, marzo 2015, Prefacio, p. 66. Sobre este asunto se recordará el muy corto análisis, aberrante y muy desagradable, del R.P. Jean-François VAR, antiguo “Grand Aumônier” del Gran  Priorato de las Galias y que, en el blog dedicado a su cargo ministerial (Un Orthodoxe d’Occident - Un Ortodoxo de Occidente), se cuestionaba sobre un « Camille Savoire chrétien? » -¿Camille Savoire cristiano?- (sic), pensando volver a cerrar el documento con una dudosa medida cautelar que se convirtió en la marca de la facilidad de su sistema argumentario: “¡Si esto es el cristianismo, entonces yo soy faquir!”  

[2] Ibid., p. 36.

[3] « 8O° Anniversaire du Réveil du Régime Écossais Rectifié en France (1935-2015) », Directoire National Rectifié de France

[4] Statuts Civils, Constitution & Règlements Généraux du Grand Prieuré des Gaules – Ordre des Chevaliers Maçons Chrétiens de France, Ordre des Francs-Maçons Chrétiens de France, Libro VII, Título 1, 2005, p. 54.

[5] Op. cit., prefacio, pp. 73-74.

[6] Op. cit., prefacio, p. 50, y nota 63.