“Sírvete del don sublime de la palabra, signo exterior de tu dominio sobre la naturaleza, para salir al paso de las necesidades del prójimo y para encender en todos los corazones el fuego sagrado de la virtud” (Regla al uso de las Logias Rectificadas, Artículo VI-I)

Seleccione su idioma

Páginas

NOTA ACLARATIVA

El perfil de Facebook MASONERIA CRISTIANA, nada tiene que ver con este blog, ni con el grupo de Facebook Masonería Cristiana, que si que tiene relación.

sábado, 30 de marzo de 2019

LA DOCTRINA DEL RÉGIMEN RECTIFICADO ES LA “PIEDRA ANGULAR” ABSOLUTA E INVARIABLE


Frédéric-Rodolphe Saltzmann (1749-1821) decía a Jean-Baptiste Willermoz en 1818: “La doctrina del Régimen Rectificado es el unicum necessarium […] Es sobre este fundamento, sobre esta piedra angular que fue construido, y lo preservará de su ruina a lo largo del tiempo mientras le permanezcamos fiel”.  

 
El objeto del Régimen Rectificado es claro, se ocupa en hacer surgir de nuevo, como quisieron los fundadores de la Orden en el siglo XVIIIº, una verdadera “escuela” de sabiduría portadora de una doctrina denominada “doctrina de la reintegración”, siendo esta de los seres en sus primeras propiedades, virtudes y potencia espiritual divina primitiva, edificar una auténtica escuela de sabiduría cultivando la inteligencia del corazón, como era afirmado ya por Camille Savoire (1869-1951) en 1935: “¿Qué desean constituir los artesanos del despertar del Rectificado? Un medio educativo de cultura moral y espiritual en cuyo seno se busque y se realice, por la enseñanza mutua y el ejemplo, el perfeccionamiento moral e intelectual, apelando a las élites de todos los medios sociales, por modestos que estos sean, cuyas intenciones sean puras. Exigiéndoles que cada uno, al entrar, abandone en la puerta la reivindicación de sus derechos para pensar sólo en el cumplimiento de sus deberes, eliminando de su ser todo sentimiento de egoísmo, desarrollando su inteligencia, su razón y particularmente su corazón” (C. Savoire, Regards sur les Temples de la Franc-maçonnerie, 1935, p. 333.).

El iluminismo que es, como se dice a menudo, la imagen inversa de las “Luces”, por su desconfianza de la razón y su reserva crítica ante las capacidades de la naturaleza humana cuando esta se ocupa de la Trascendencia para alcanzar la verdad, reagrupa en su seno diversas fuentes en las que múltiples trazos rinden testimonio de la existencia permanente de un movimiento poderoso de pensamiento que parece venir de los tiempos más remotos.      

Es por ello que, ver sólo en la Francmasonería una creación inglesa del siglo XVIIIº, es, con seguridad, perder lo que constituye la esencia misma de una sociedad cuyos usos reciben un marco legal y administrativo en Londres en 1717 y 1723, pero que participa de la “Tradición” en su sentido más amplio o, más exactamente, “primitivo” de este término, que contribuirá a la emergencia y al desarrollo del iluminismo en Europa.  

Esto explica por qué el único “guía” visible e invisible, nuestra “piedra angular” absoluta e invariable, nuestro “fundamento” esencial y fundamental, es absolutamente idéntico a lo que recordaba Frédéric-Rodolphe Saltzmann (1749-1821) à Jean-Baptiste Willermoz en 1818, y que se resume en esto: “La doctrina del Régimen Rectificado es el unicum necessarium […] Es sobre este fundamento, sobre esta piedra angular que fue construido, y lo preservará de su ruina a lo largo del tiempo mientras le permanezcamos fiel” (F.-R. Salzmann, Carta a J.-B. Willermoz, 4 de septiembre de 1818).

Le Phénix Renaissant, « Régime Écossais Rectifié et christianisme transcendant », n° 4, 2018, pp. 78-80.

 

Boletín Informativo del GEIMME Nº 61 de Marzo de 2.019


DESCARGAR AQUÍ

BOLETÍN INFORMATIVO
Nº 61

21 de Marzo de 2.019


S  U  M  A  R  I  O

LA CIENCIA UNIVERSAL
DEL HOMBRE

Jean-Marc Vivenza


LA VÍA SILENCIOSA E INTERNA
DE LOS HOMBRES DE DESEO

Amorifer S::: I:::


NOVEDAD EDITORIAL
Cuadernos Martinistas